La Federación Estatal de Lesbianas, Gays, Transexuales y Bisexuales (FELGTB) anuncio al cierre del Orgullo 2018, que 2019 será el año dedicado a la tercera edad LGTBIQ, para trabajar por la visibilización y puesta en valor de la lucha realizada por estos activistas que “en tiempos en los que todo jugaba en nuestra contra, decidieron exponerse, alzar su voz y convertirse en referentes, haciendo el camino de los que hemos venido detrás mucho más fácil”.

La principal motivación que ha impulsado a esta asociación a dedicar este año a los más mayores es dignificar su papel, debido a que “con su esfuerzo y visibilidad, impulsaron el movimiento por la igualdad de la diversidad sexual de género y familiar, y construyeron los cimientos de nuestra comunidad”.

Para este 2019, la FELGTB ha elegido el lema “MAYORES SIN ARMARIO: ¡HISTORIA, LUCHA Y MEMORIA!”.

Desde el Área de Acción Social a través de la Concejalía de Juventud, la Red de Tiempo Libre coordinará la III Edición del Orgullo LGTBIQ+ de Alcalá de Henares, como jornada de movilización entorno a la diversidad afectiva sexual. Los propósitos son:

  • • Promover el fortalecimiento del respeto e igualdad como valores ciudadanos para la convivencia, en un evento centrado en la implicación y sensibilización de carácter lúdico a la vez de reivindicativo del colectivo LGTBIQ+;
  • • Preservar la historia y trayectoria de todos aquellos que hicieron y hacen posible la realidad de las personas LGTBIQ+, en sus luchas por sus derechos humanos;
  • • Visibilizar las personas de la tercera edad con identidades de genero LGTBI, que muestran la diversidad afectivo sexual en la recreación de los cánones admitidos socialmente;
  • • Apoyar la necesidad de garantizar que los servicios sociales y, concretamente, las residencias para las personas de la tercera edad, tanto públicas como privadas, respeten la orientación sexual, identidad o expresión de género de las personas LGTBI, vivan solas o en pareja.

50 AÑOS DE STONEWALL. REMEMORANDO EL PASADO, PREPARANDO EL FUTURO

Los disturbios de Stonewall consistieron en una serie de manifestaciones espontáneas y violentas en protesta contra una redada policial que tuvo lugar en la madrugada del 28 de junio de 1969, en el pub conocido como Stonewall Inn, ubicado en el barrio neoyorquino de Greenwich Village. Frecuentemente se citan estos disturbios como la primera ocasión, en la historia de Estados Unidos, en que la comunidad LGBT luchó contra un sistema que perseguía a los homosexuales con el beneplácito del gobierno, y son generalmente reconocidos como el catalizador del movimiento moderno pro-derechos LGBT en Estados Unidos y en todo el mundo.

Durante las décadas de 1950 y 1960 los gais y lesbianas estadounidenses debían enfrentarse a un sistema legal mucho más hostil con los homosexuales que en muchos de los países al este del telón de acero. Tras los disturbios de Stonewall, los gais y lesbianas de Nueva York hicieron frente a obstáculos de índole generacional, de clase y de género para formar una comunidad cohesionada. A los seis meses se habían creado dos organizaciones de activistas gais en Nueva York, con objeto de realizar protestas de confrontación, y además se fundaron tres periódicos para promover los derechos para gais y lesbianas. En pocos años se fundaron organizaciones de derechos homosexuales a lo largo de todo Estados Unidos y a nivel internacional. El 28 de junio de 1970 tuvieron lugar las primeras marchas del orgullo gay en las ciudades de Nueva York y Los Ángeles, conmemorando el aniversario de los disturbios. Con el tiempo, otras ciudades fueron organizando marchas similares. Hoy en día se celebran manifestaciones del orgullo anualmente por todo el mundo hacia finales de junio, para recordar los disturbios de Stonewall.